El sector energético es uno de los actores clave en el desarrollo y prosperidad de las sociedades. En la actualidad, las disrupciones tecnológicas y los nuevos patrones de consumo inician un nuevo período en el que los sectores se desdibujan y la competencia de las compañías y el consumidor final tiene un nuevo papel más protagonista.

La digitalización, las tecnologías renovables, el desarrollo de baterías, la generación distribuida, economía colaborativa, economía circular, son las nuevas bases de la nueva relación que vamos a tener todos con la Energía.

El diseño de un nuevo sector energético, más sostenible, en el que el ciudadano sea protagonista y el principal beneficiario de un sistema competitivo y tecnológico, debe ser una prioridad en la agenda de nuestra función pública.

La función pública debe entender las necesidades y la situación actual, ordenar y propiciar los cambios que más benefician al ciudadano. En este contexto, el sector debe jugar un rol crítico de competitividad y tecnología para el país.

El curso ‘Transición Energética en España: sistema eléctrico y movilidad’ ha sido un foro de encuentro y debate entre los sectores público y privado en el que se ha abordado un tema de máxima actualidad y que requiere en los próximos meses de un relevante impulso regulatorio.

FOLLETO INFORMATIVO