Iniciamos el viaje a Washington con sentimientos contrapuestos. Por un lado estábamos muy ilusionados por compartir de nuevo unos días todos juntos, y muy en especial con el embajador Javier Rupérez, con quien iniciamos esta aventura Atlántica hace ya bastantes meses; y por otro, un poco tristes porque sabíamos que era el colofón a un año increíble.

Washington es una ciudad preciosa, con un aire señorial que recuerda a algunas de las más cosmopolitas urbes  europeas, a lo que se une un tiempo muy agradable en esta época del año. Si a todo esto le añadimos la agenda de diez que nos preparó el embajador Rupérez, pues prácticamente es imposible no hacer de este viaje algo inolvidable. Le indicamos nuestro deseo de organizar una visita extraordinaria que nos permitiera conocer de primera mano el mundo político, educativo y financiero de la capital americana, y lo cumplió a rajatabla.

Iniciamos la aventura con una visita al Departamento de EstadoIMG-20160606-WA0002 norteamericano, en donde fuimos recibidos por el secretario adjunto para los Asuntos Europeos y Euroasiáticos. Como no podía ser de otra forma, la discusión que mantuvimos giró en torno a las elecciones presidenciales norteamericanas y a las relaciones en materia de seguridad y defensa entre Estados Unidos y Europa.

La tarde de ese mismo día nos llevó hasta uno de los think tanks más prestigiosos del país, Center for Strategic and International Studies (CSIS) . Varios expertos de sus proyectos nos explicaron su funcionamiento y la influencia que ejerce en la política del país.

El segundo día visitamos la renombrada Universidad de Georgetown, donde descubrimos cómo funciona el sistema educativo americano y las oportunidades que brinda para que los alumnos se puedan costear  su propia formación. La siguiente parada de ese mismo día la hicimos en el Fondo Monetario Internacional, en donde quedó claro nuestro interés por la actualidad económica internacional. Las preguntas que hicimos fueron tantas y sobre temas tan diversos que no hubo tiempo de concluir la presentación que nos habían preparado. Acabamos la jornada en el Centro para las Relaciones Trasatlánticas. Su responsable nos sorprendió gratamente por la cercanía y franqueza con que habló sobre las relaciones entre la Unión Europea  y los Estados Unidos, sus debilidades y fortalezas.

Noticia Alumnos IADG Viaje a Washington con Jorge HeviaEl tercero de nuestros días lo iniciamos con un guiño hacia Latinoamérica. Nos adentramos en la Organización de Estados Americanos. El embajador de España en esta institución, D. Jorge Hevia, hizo de anfitrión durante nuestro recorrido por sus instalaciones. Nos explicó cómo se toman las decisiones y cómo España, aun teniendo un estatus de país observador, contribuye económicamente de manera muy notable a su mantenimiento y juega un papel relevante en las relaciones con nuestros hermanos americanos. Concluimos la mañana con una estupenda recepción en su residencia, donde continuamos hablando de política atlántica y de principios democráticos.

La tarde no fue menos sorprendente, visitamos la George Mason University, cuyo rector es un español, el Dr. Ángel Cabrera. Hablamos de su Universidad y lógicamente de cómo se produjo su aterrizaje en la misma. Nos encantó saber que un compatriota ocupa un puesto tan distinguido y que a la vez es alguien tan sencillo.

Nuestro último día también fue especial. Comenzó en el Comité Judío Estadounidense. Su director nos contó la importancia que la comunidad judía tiene en el país y el modo en que la elección de un presidente demócrata o republicano podría afectarles.

De aquí fuimos al Senado, en donde el personal de uno de los senadores por el estado de Mississippi nos recibió y nos informó de primera mano sobre cómo se presentan las próximas elecciones. Le agradecimos sus palabras y le deseamos mucha suerte. Fue todo un privilegio haber podido visitar este emblemático edificio y recorrer sus pasillos infinitos.

Alumnos IADG viaje a Washington Javier RuperezPor último visitamos nuestra embajada bilateral, un edificio cuyo interior moderno y funcional contrasta fuertemente con un exterior clásico. Nos recibieron Álvaro Ortega (consejero político), Gonzalo García (consejero económico) y el General Valcárcel (agregado de Defensa). Cada uno de ellos nos contó con gran detalle  para defender los intereses españoles en el país americano, desde labores de asesoría comercial, hasta facilitar el aprendizaje de la lengua cervantina, o colaborar en actividades de apoyo a las fuerzas armadas americanas. Salimos encantados y muy orgullosos de la labor que nuestra embajada desempeña.

Nos quedaba el broche de oro, para concluir esta visita de oro. El Embajada de España viaje Alumnos IADG Washingtonembajador de España, D. Ramón Gil-Casares muy gentilmente nos ofreció una cena en su residencia.  De este modo pasamos nuestra última velada en Washington, en un magnífico edificio, que según nos contó, había dado algún que otro quebradero de cabeza al gobierno español. Absorbidos en una discusión intensa, que tocaba temas de lo más diverso, y que logró que las horas volaran.

Esta aventura atlántica nos ha hecho sentir por unos días embajadores del Instituto Atlántico de Gobierno al otro lado del océano. Hemos dado a conocer la labor que ejerce y establecido un vínculo con numerosas organizaciones norteamericanas que ojalá futuras ediciones de este Máster lo refuercen y expandan por todo el continente americano.

Estamos en deuda con el embajador Rupérez  por su dedicación, por las charlas tan apasionantes con que nos ha obsequiado sobre la historia reciente de España que él tan bien conoce, y  por ser el protagonista, junto con el IADG, de un viaje extraordinario que resonará en nuestras cabezas durante mucho tiempo.

Acaba una etapa, la de la primera promoción del Máster en Gobierno, Liderazgo y Gestión Pública del Instituto Atlántico de Gobierno, pero comienza otra, la de su segunda promoción. A los próximos compañeros les pasamos el testigo de que sigan haciendo  del IADG y del vínculo atlántico que une varios continentes, el elemento clave de esta iniciativa educativa basada en la defensa de la democracia.

Virginia Estévez.  

Alumna graduada del Instituto Atlántico de Gobierno