Ante el evidente incremento del número de entidades con intereses empresariales en Latinoamérica, el Instituto Atlántico de Gobierno apostaba por Seguridad Jurídica: Empresas en América Latina, como tema a tratar en su III Curso Especializado los días 12 y 13 de junio.

En las últimas dos décadas se ha incrementado considerablemente la inversión extranjera en América Latina y en este proceso las compañías españolas han jugado un papel destacado. El conocimiento de los diferentes marcos jurídicos en cada uno de los países de la región resulta fundamental tanto para aquellas compañías con inversiones ya establecidas como para aquellas con interés en invertir en un futuro.

Los objetivos de estas sesiones pasaron por examinar la situación de la seguridad jurídica en América Latina y su evolución en distintos países; conocer el criterio de las empresas españolas sobre la situación y el alcance de los intereses implicados; valorar la fortaleza de las instituciones y regímenes jurídicos; valorar la situación de la seguridad jurídica preventiva y la protección judicial; extender la conciencia sobre la importancia de trabajar para incrementar la seguridad y la confianza en los ordenamientos.

Para trabajar sobre la experiencia de casos concretos y su posible repercusión, como en ediciones anteriores, el programa contó como profesorado con responsables públicos como Jesús Gracia, Secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, José Manuel Maza, Magistrado del Tribunal Supremo, o Ignacio González, Codelegado para Asuntos Iberoamericanos del Consejo General del Notariado; así como profesionales de la empresa privada como José Juan Haro, director de Políticas Públicas y Negocio Mayorista Latam de Telefónica, Antonio Gomis, ex director general de Repsol, Alfredo Arahuetes, Decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Pontificia de Comillas o Juan Miguel Goenechea, Eduardo Rodríguez Rovira y Juan Martín Perroto, socios directores de Uría & Menéndez.

A lo largo de la primera jornada del viernes se abordó la situación del fortalecimiento de la seguridad jurídica y de las instituciones en América Latina, la visión de los abogados sobre la misma y el caso explicativo de Repsol en YPF. El sábado por la mañana se trabajaba sobre el tema desde una perspectiva empresarial desde el punto de vista de Telefónica, y posteriormente el de la estructura de las inversiones en el espacio Iberoamericano.

El alumnado estuvo formado por representantes de embajadas, de reputados despachos de abogados y grandes compañías con presencia en Latinoamérica, así como por profesionales que cooperan para fortalecer la seguridad jurídica en América Latina, personas con intereses empresariales o jurídicos en la región y responsables de la normativa y articulación de protocolos de actuación. En definitiva, un auditorio de primera fila a la altura de un profesorado de excepción.