Alejandro Gámez es venezolano, y hace un año dejaba su país de origen para trasladarse a Madrid y cursar el Máster en Gobierno, Liderazgo y Gestión Pública del Instituto Atlántico de Gobierno, sin perder de vista su objetivo: volver a la tierra en la que nació para aplicar lo aprendido. “La valoración que hago de a decisión tomada hace más de un año es positiva. Evidentemente ha habido obstáculos que superar en este camino, obstáculos que se valoran como aprendizajes, he estado rodeado de gente maravillosa durante el Máster que me han hecho crecer personal y académicamente”.

Vivencias que Gámez no duda en recomendar “a politólogos, economistas, historiadores o sociólogos que quieran formarse en las últimas tendencias en  gobierno,  liderazgo y gestión pública, así como a todos aquellos que se quieran formar como líderes y a los que quieren fortalecer el vínculo Atlántico e Iberoamericano

“Las clases han sido exigentes y han respondido a la expectativa de excelencia que tenía de este programa. Por su parte, el profesorado está comprometido con la difusión y creación de conocimientos innovadores y que tengan un gran impacto social, económico y político”.

La iniciativa que tomaba Gámez de matricularse en este programa le ha aportado “no solo la experiencia de vivir en el extranjero durante un año, sino también la visión (con aciertos y errores) que desde Europa se tiene de mi país y la necesidad de crear vínculos más allá de lo político con un país como España, con el que Venezuela debería tener una relación especial por motivos sociales, históricos y económicos”.

“De lo aprendido en este curso me llevo el convencimiento de que las sociedades abiertas, en las que se dialoga y se buscan puntos de encuentros, son las sociedades que prosperan”.